Cefaleas y Migraña

Apuntes de Psicosomática Clínica

info@biomedicinaperu.com

Si te sentiste identificado con el artículo y te gustaría resolver el problema de una vez por todas, puedes programar una consulta privada para llegar al fondo de tu caso particular. Escríbenos a:

El dolor de cabeza primario, es decir que no es producto de otra enfermedad, se produce por un incremento de la vascularización del cerebro mediante la vasodilatación.

¿Por qué se produce esta variación?


Analicemos la fisiología, cuando un órgano requiere funcionar a la “máxima potencia”, el cuerpo envía más sangre para que obtenga más nutrientes, más energía y pueda realizar la tarea, por ejemplo después de una comida copiosa, la sangre se concentra en nuestro sistema digestivo y disminuye en os demás órganos, por lo que incluso nos da sueño, porque el cuerpo quiere “apagarse” para priorizar el estómago. Del mismo modo, si nuestro cerebro requiere trabajar “tiempo extra” o en “máxima potencia”, se producirá la vasodilatación requerida, es funcional, y no generará problemas, a menos que este requerimiento sea sostenido, a mayor tiempo en esta “modalidad” mayor la probabilidad de un dolor de cabeza.

¿Por qué yo si y otros no?

Todos vivimos situaciones de estés o conflictos que analizamos (y a veces sobre-analizamos) mentalmente, pero no todos sufren de dolor de cabeza o migraña, la razón es como vivo yo esa situación.

Las causas más frecuentes son:

- Desvalorización intelectual: Hay una situación que no logro resolver, no me siento capaz de encontrar una solución, y me siento culpable por no poder resolverlo, me siento inútil, que no valgo lo suficiente porque no puedo resolverlo.

- Fijación con una idea: Hay un tema en particular sobre el cuál pienso día y noche, no puedo sacarlo de mi mente, aun cuando estoy haciendo otras cosas, estas ideas vuelven a mi mente constantemente.

- Asociadas a una época precisa: Me duele la cabeza todos los domingos en la noche (porque los lunes vuelvo a trabajar), cuando tengo mi período menstrual (porque tengo algún conflicto con el hecho de ser mujer, ser madre, miedo a quedar embarazada, etc), cuando salgo de vacaciones (asocio las vacaciones o el no hacer nada con algo negativo o que no tengo derecho a ser feliz).

- Síndrome de la agenda demasiado llena: Me ocupo de demasiadas cosas a la vez, más de lo que puedo tolerar.

- Conflictos asociados al padre: La cabeza simboliza al padre, o la función paterna, desvalorización en mi rol de padre, no poder superar a mi padre, sentir un peso por ser hijo de mi padre, etc.

Si trato de controlar las situaciones, soy perfeccionista, muy exigente o me siento culpable por lo que pasa, si tengo que entenderlo todo, racionalizarlo todo por no enfrentar lo que eso me hace sentir, si me digo constantemente que soy fuerte o que “no es para tanto” o “no vale la pena comentarlo o preocuparse” y no me permito expresar lo que me hacen sentir, es muy probable que sea propenso a dolores de cabeza y si es los conflictos son más intensos, migrañas.



¿Cómo lo soluciono?

Se trata de tomar consciencia de qué es específicamente lo que está desencadenando el dolor de cabeza, y cómo lo estoy viviendo yo, qué me hace sentir realmente, porque ese dolor nos alerta de emociones que no me permito expresar, emociones que están detrás de lo que parece evidente.

Por ejemplo, puedo identificar fácilmente que mi dolor de cabeza empezó cuando me asignaron una tarea extra en el trabajo, que demanda más tiempo, esfuerzo, etc. Pero lo que realmente necesito descubrir es ¿Qué es lo siento respecto a esa tarea? La primera respuesta será tal vez rabia o cólera, porque trabajaré más horas y no me las reconocerán, pero detrás de eso está algo más profundo, tal vez desvalorización porque en el fondo no me siento capaz, tal vez miedo de perder el control sobre mis tareas habituales, o cualquier otra emoción que corresponda, pero a la cual no presto atención conscientemente, si lo hiciera, no me estaría doliendo la cabeza.

 

 















*La nota se refiere a dolores de cabeza que no están asociados a otra enfermedad, que han sido diagnosticadas por el neurólogo como cefaleas tensionales o como migrañas. En caso el lector padezca de dolores de cabeza frecuentes, lo primero es acudir al médico para llegar al diagnóstico preciso.